Sobres americanos

El sobre americano es probablemente el formato de sobre más común a día de hoy. Es un formato muy empleado, por ejemplo, para enviar facturas.

Éstos sobres en concreto son sobres sin ventana por lo que el contenido total del sobre queda oculto. Esto es de especial utilidad si nuestra forma de enviar las cartas es mediante etiquetas postales en lugar de escribiendo la dirección destinataria en el papel interior y cuadrándolo para que quede en la zona de la ventana.

Los sobres americanos con ventana son de gran utilidad cuando nuestra estrategia de buzoneo consiste en el envío de documentos con los datos postales del destinatario en el membrete. De este modo, el servicio de transporte puede ver los datos del destinatario a través de la ventana de plástico transparente y enviarla directamente.

No necesitarás etiquetas adhesivas para añadir las direcciones puesto que irán en el documento de dentro y es el formato más empleado por entidades bancarias, o por grandes compañías a la hora de pasar recibos, facturas o cobros.